Consejos antes de visitar Rumanía

¿Estás planeando unas vacaciones a Rumanía?

Entonces estás en el lugar indicado: aquí te vamos a facilitar la información más importante que necesitas para exprimir tu viaje al máximo. ¡Sigue leyendo y descubre nuestra lista de consejos más útiles!

Monedas y billetes de curso legal, oficinas de cambio y pagos con tarjeta.

Dinero

El “Lei” (León – RON) es moneda que se utiliza en Rumanía y puedes encontrarlo en billetes de 1, 5, 10, 50, 100, 200, 500. Las monedas, por su parte, son  de 50, 10 y 5 o 1 “ban” (dinero). Aunque en muchas transacciones el precio se calcula en Euros, solo es posible pagar con “Lei”. Aproximadamente, 1€ equivale a 4,7 Lei. Es importante que tengas en cuenta que los precios de Rumanía son considerablemente más bajos si se comparan con Europa occidental. 

Otros dos aspectos que deberías tener en cuenta:

  • Es preferible hacer el cambio de dinero en las oficinas específicas para ello y no en los bancos. Por norma general, obtendrás un cambio mejor. 
  • Si te quedas sin efectivo y necesitas hacer algún pago o disfrutar de una deliciosa comida, asegúrate primero de que puedes pagar con tarjeta. Es así en la mayoría de los establecimientos, pero en las zonas menos turísticas o desarrolladas se pueden tener más problemas en este aspecto. 

Presupuesto para las vacaciones

Para poder ajustar un presupuesto aproximado de tu viaje, te podemos confirmar que las ciudades más caras en cuestión de alojamiento, ocio o excursiones son Bucarest, Cluj-Napoca y Sibiu. En cambio, otras como Brașov, Timișoara u Oradea son más asequibles. 

Para que puedas tener una orientación, un presupuesto diario (sin alojamiento) podría rondar entre los 100-150 Lei (25-35€). Como norma general, un plato ‘básico’ suele costar unos 20-25 Lei (5€), los refrescos 7 Lei (1,5€) y la cerveza y el vino alrededor de 10 Lei (2€).

Si quieres ajustar tu presupuesto, no dudes en buscar los bares y restaurantes que ofrecen menú del día. Suelen incluir un primer plato (normalmente es sopa), un segundo y su postre correspondiente. En cuanto a calidad-precio es la mejor opción. Por su parte, las entradas a las atracciones turísticas varían sobre los 10-20 Lei (2-4€). 

La comida

Las raciones de comida son generalmente grandes y suelen llenar bastante si nos referimos a los platos tradicionales. Por ejemplo, la comida específica de Transilvania es bastante rica en grasas, especias y se enfoca en carne de cerdo, huevos y queso. 

Aviso para los vegetarianos / veganos: ¡a los rumanos les encanta la carne! Pero no te preocupes, en las zonas urbanas encontrarás opciones apropiadas para tu estilo de comida. Si vas a zonas rurales, tendrás muchas verduras y frutas. Aún más si visitas Rumania en otoño.

La propina

Como es una pregunta muy común, te damos ya la respuesta: ¡En Rumanía se suele dejar propina! Básicamente porque la unidad monetaria es diferente y los turistas no suelen tener una visión muy clara del tipo de cambio con respecto a su país de origen.

En principio, la propina ronda el 10% de la cuenta en los restaurantes o en los bares. Sin embargo, cuanto mayor sea la cuenta, menor será la propina. Por ejemplo, en una factura de 50 Lei sería suficiente dejar 5 Lei de propina. 

No obstante, si no dejas propina, no habrá ningún problema. Dejarla es un gesto muy apreciado porque los dueños interpretan que el servicio ha sido bueno. Y al revés: cuando encuentran el plato de propinas vacías es una manera de transmitir que no has terminado muy contento con el lugar. 

¿Rumanía es grande?

Viajar a tierras rumanas supone hacerlo al duodécimo país más grande de Europa. Y un aspecto a tener muy en cuenta es que la capital no está precisamente cerca de otros destinos relevantes como Transilvania.

Bucarest es una ciudad vibrante en la que siempre tendrás algo que hacer, aunque no es la más representativa del país. ¡Y es que hay muchos más lugares interesantes y tradicionales en los que pasar tus días!

Por lo tanto, deberías organizar tu viaje teniendo en cuenta estos extremos. 

Supersticiones rumanas

La del bolso

Nunca pongas tu bolso en el suelo. No tardarán en avisarte de que esta costumbre trae mala suerte.

La del regreso

Una vez que salgas de casa, no es bueno regresar. La razón es la misma: ¡trae mala suerte!

La de la basura

Si un vecino pasa delante tuyo con el cubo de basura lleno, estás de suerte: es símbolo de riqueza. En cambio, si el cubo está vacío, ya te puedes imaginar lo que tendrás: más mala suerte 😛

Los rumanos, un pueblo cercano y acogedor

En este apartado no te estamos dando ningún consejo: se trata de un hecho.

Los lugareños serán los encargados de darte una calurosa acogida, sobre todo cuando viajas a las zonas más rurales. Te abrirán las puertas de sus casas y no dudarán en contarte los misterios que rodean la zona, siempre con los mejores modales. No deberías extrañarte cuando te inviten a su mesa y puedas disfrutar de platos llenos de comida. Por último, pero no menos importante, al acabar el banquete te servirán un chupito de palinca o un vaso de vino casero. Esto depende mucho de la región que estés visitando.

El idioma rumano

Normalmente, no tendrás problemas para comunicarte en inglés, o incluso español. Sobre todo con la población más jóven. Evidentemente, cuando te adentres en las zonas más rurales y hables con personas más adultas, es bastante útil conocer algunas expresiones básicas. En cualquier caso, los rumanos siempre harán todo lo posible por ayudarte, incluso con gestos. 

Si puedes, aprende algunas de estas expresiones, ya que para la población local es un gran gesto por tu parte. Se suelen sentir bastante orgullosos de que un extranjero haga este tipo de esfuerzos. 

Expresiones básicas en rumano

  • Buenos dias – Bună ziua
  • ¿Qué tal? – Ce faci?
  • Bien – Bine
  • Sí – Da
  • No – Nu
  • Adios – La revedere
  • ¿Dónde está…? – Unde este
  • Gracias – Mulțumesc/Mersi